En defensa de la inconstitucionalidad

Defensa de la InconstitucionalidadEl tándem Lorenzetti-Highton ha logrado, a través de una carta a la Cámara de Diputados (que contiene esta otra nota de la Junta de Presidentes de Cámara) que el oficialismo modifique los proyectos de democratización del Poder Judicial, en lo que hace a las facultades de administración presupuestaria y de personal (vid. post aquí). De todos los elementos inconstitucionales que los proyectos contienen (por ej., aquí respecto a las medidas cautelares) la Corte, ¡oh coincidencia!, ha abogado para que se revierta el que cumple con el mandato constitucional respecto al Gobierno del Poder Judicial -implementando los cambios legales necesarios para darle al Consejo de la Magistratura lo que el art. 114 le transfería desde 1994 y que la misma CS venía impidiendo desde esa fecha-. Y de todos los reclamos generales sobre la independencia judicial, ha elegido representar el que toca el verdadero núcleo de su poder corporativo. Toda una definición de lo que está en juego en esta reforma y de cómo la misma se termina separando de las preocupaciones de la gente que se congregó el 18 de abril. Por supuesto que hay explicaciones para este movimiento cortesano, pero la realidad habla más fuerte. La Corte defiende sus propios intereses, lo hace infringiendo la norma constitucional y, para lograr su cometido, condiciona su intervención futura para evaluar la legitimidad del resto de esta reforma y de asuntos tan relevantes e inminentes como la Ley de Medios. O sea, una verdadera definición de qué es y por donde pasa la independencia judicial para la Corte Suprema.

Anuncios

Acerca de VTC

Valentín Thury Cornejo. Investigador CONICET/Flacso Argentina.
Esta entrada fue publicada en Institucional. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a En defensa de la inconstitucionalidad

  1. Iurista dijo:

    ¡¡¡ “Rìndanse!”, clama la corporaciòn estatal al pueblo…”Estàn rodeados…”… !!!

  2. Guadalupe dijo:

    Lo más parecido a “democratizar la justicia” venía por el lado del ingreso igualitario al Poder Judicial mediante concursos, y aquí estamos, como al principio (o peor que antes). Para los que compramos ese discurso es realmente decepcionante ver cómo se manejó el asunto entre la Corte y el Gobierno, con aprietes y negociaciones turbias. Leyendo la carta de los presidentes de Cámara enviada al Congreso por la Corte podemos ver claramente que lo único que les importa cuestionar es el manejo de los fondos y la designación de sus secretarios.

  3. Facundo José Beltrán dijo:

    VTC, muy buena tu lectura del acuerdo, pero no quedan claros los elementos “inconstitucionales” del proyecto de cautelares, ya que en ese comentario nada indicaría inferir semejante impugnación.
    abrazo

  4. Santiago Bahamondes dijo:

    Valentín, coincido con tus apreciaciones. Ya nada puede sorprender.
    Muy interesante la nota de los camaristas. Que se tarden años en nombrar un juez, no pasa nada ¡pero que no se atrase el nombramiento de los secretarios!, ¿quién trabaja sino? Evidentemente al sistema hay que implosionarlo para generar uno en el que vuelvan a trabajar los que tienen que trabajar-jueces,fiscales y defensores- y en lo que tienen que trabajar -en las causas-. Así como está la cosa, los magistrados hacen de todo menos ejercer el derecho que es para lo que estudiamos los abogados.

  5. VTC dijo:

    La CS aclara que la decisión de enviar la carta al Congreso fue unánime y no sólo de Lorenzetti
    http://www.cij.gov.ar/nota-11238-Comunicado-de-la-Corte-Suprema-de-Justicia.html
    Para Mario Wainfeld, el movimiento de defensa del Presupuesto está bien, porque “cualquiera que dispute grandes ligas, defiende su poder” (http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/218749-63367-2013-04-25.html).
    Nosotros, en cambio, creemos que la CS debiera aportar una mirada distinta a la arena política (arena por lo del circo y los leones…). Su legitimidad proviene de decir el derecho y esa debería ser su preocupación principal, contextualizada, por supuesto, pero principal. Los tejes y manejes, más cuando defienden una inconstitucionalidad flagrante (como sostiene Wainfeld) le hacen flaco favor a su imagen y, consiguientemente, a su tarea futura.

    • Pablo Daniel Moyano Ilundain dijo:

      Es cierto, pero la pérdida del manejo de los fondos sería un peso más sobre los hombros de la Corte que le acercaría bastante la rodilla al suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s